La playa de O Muíño

Playa de O Muíño. Fotografía de Santiago Baz Lomba.

La playa de O Muíño está situada en la parroquia de Camposancos, en el municipio pontevedrés de A Guarda. La duna de O Muíño tiene una longitud de unos 400 metros y 25 metros de ancho, aunque su extensión parece mayor porque no existe separación formal con las playas colindantes.

O Muíño es una playa rústica con arena blanca que está ubicada en la desembocadura del río Miño. Al final de su larga vida, el río Miño separa España y Portugal y ofrece un paisaje peculiar lleno de encanto. El sabor del agua de esta playa es también, bastante característica, pues mezcla perfectamente la salinidad atlántica y la dulzura miñota.

Las aguas de O Muíño son bastante frías debido al constante movimiento de las corrientes marítimas y fluviales. Es una playa ideal para quienes huyen despavoridos del calor insoportable, pues si uno se da un bañito en esta playa, estará fresquito durante unas cuantas horas.

Este arenal está condecorada con la bandera azul y dispone de varios servicios tales como: acceso a minusválidos, torre de vigilancia y equipo de salvamento. Además, podemos encontrar un hotel a pie de la playa, hotel en el que uno puede alojarse, disfrutar de una cálida terraza o degustar de una exquisita comida. Y si lo que os apetece es pasear, desde esta duna podréis realizar una larga caminata rodeando el Monte Santa Tegra.

Río, mar y monte se unen en este pueblo marinero para atestiguar la hermosura de la madre natura.

Anuncios